Fuerza Aérea del Perú Virtual
 
PortalÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Se esta coordinando para retomar los vuelos los días jueves
Septiembre 2017
DomLunMarMiérJueVieSáb
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
CalendarioCalendario
Temas similares
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 40 el Sáb Jul 29, 2017 11:05 am.

Comparte | 
 

 Guerra de las Malvinas (I)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 63
Puntos : 163
Fecha de inscripción : 25/01/2011

MensajeTema: Guerra de las Malvinas (I)   Miér Abr 11, 2012 12:30 pm

Habla por primera vez el almirante Carlos Busser, jefe de desembarco de las tropas argentinas en Puerto Argentino (para los ingleses Port Stanley)

“Así recuperamos las Islas Malvinas y conseguimos la rendición del gobernador inglés Rex Hunt”


A 30 años de la guerra de Las Malvinas, el comandante de la fuerza de desembarco de las tropas argentinas, almirante (r) Carlos Busser, ha roto por primera vez su silencio y ha narrado a la BBC de Londres, a través de un cuestionario de preguntas, los detalles del desembarco ejecutado a las cuatro de la madrugada del 02 de abril de 1982.
La operación fue coronada con pleno éxito en las cuatro horas siguientes, al conseguir la rendición del gobernador británico Rex Hunt y de un reducido contingente de tropas inglesas que custodiaban Puerto Argentino (Port Stanley para los ingleses).
La operación no era esperada por los súbditos ingleses, pero estos estaban en sus puestos de rigor y recibieron a tiros a los comandos argentinos, produciéndose un primer enfrentamiento que tuvo en el lado argentino un saldo de tres heridos, uno de los cuales, el capitán Pedro Giachino, el mismo que consiguió la rendición de Hunt, falleció días después a consecuencia de sus heridas. “Ellos estuvieron en esa situación por cumplir mis órdenes (...) la imagen de esos tres heridos me acompañará por siempre”, afirma Busser.
Busser en la entrevista confirma que la tropa de desembarco compuesta por varios centenares de efectivos, incluidos unos 80 miembros de las fuerzas especiales, tenía como única tarea tomar las islas y luego regresar al continente, para dejar en sus lugares a un regimiento compuesto por conscriptos, que no tenían experiencia de combate.
Esa falta de experiencia de las tropas que quedaron a cargo de las islas sería determinante para el deterioro de su moral de combate frente a las embestidas de las tropas inglesas, que incluyeron a los mercenarios “gurkas” enrolados en sus filas y de sus posteriores rendiciones el 14 de junio, 74 días después de la ocupación de las islas.

DESEMBARCO
Los infantes de marina a su cargo –y otros efectivos del ejército y la armada– llegaron a la costa de las islas en dos buques de desembarco: el Cabo San Antonio y el Santísima Trinidad. Además participaron el rompehielos Almirante Irízar y el submarino Sante Fe.
“La masa de tropas en el buque de desembarco de tanques del ARA Cabo San Antonio tenía experiencia en ejercicios anfibios anteriores, de modo que su adaptación a las malas condiciones del mar fue buena (...)”, afirma.
La punta de lanza de la operación fueron ocho buzos tácticos que salieron aproximadamente a las 0400 del 2 de abril del submarino Santa Fe, comandado por el capitán Horacio Bicaín. “Ellos tenían que marcar la playa para el desembarco de las tropas y vehículos”, le dice Bicaín a BBC Mundo.
“Nosotros habíamos llegado a las aguas de las islas el 30 de marzo, porque inicialmente la operación estaba prevista para el 1 de abril. Pero las malas condiciones meteorológicas pospusieron todo 24 horas”, recuerda Bicaín.
La operación de toma dividía a las fuerzas argentinas en dos. La primera, que consistía de tropas y vehículos armados llegaría por el norte a Port Stanley.
“Cuando estábamos por ingresar a Port Stanley recibimos fuego. La vanguardia desembarcó de sus vehículos y rechazó el ataque obligando a los soldados británicos a retirarse”, afirma Busser.
Simultáneamente, dice Busser, un pequeño grupo de fuerzas especiales tomó la casa del gobernador para lograr la rendición. “Era evidente que no se iban a rendir sin haber sufrido o habernos causado bajas, por lo que la única solución era lograr que se rindieran antes de que comenzara o se generalizara el combate. Por eso ordené a Giachino quebrar la voluntad de Hunt y lograr una rápida rendición”, recuerda.
Giachino y sus hombres cumplieron acabadamente esa exigencia. Hicieron fuego nutrido sobre la parte superior de las ventanas de la casa de Hunt, y en particular sobre el ambiente donde estaba su despacho, obligándolo a tirarse debajo del escritorio y cuando Busser llegó al despacho del funcionario este ya estaba decidido a rendirse. “A mí me quedó sólo presionarlo un poco para que lo hiciera”, añade.

RENDICIÓN INGLESA
La rendición de los ocupantes ingleses se dio a las ocho de la mañana del 2 de abril de 1982. Es decir, unas cuatro horas después del primer desembarco.
Giachino y otros dos efectivos argentinos estaban heridos cuando terminó el asalto. Giachino, de hecho, no sobreviviría convirtiéndose en la única baja de la operación.
Las tropas del contraalmirante tenían la misión de tomar las islas y de regresar al continente lo más pronto posible. Efectivos del ejército –principalmente conscriptos– serían los que quedarían en las islas.
“Algunas de las tropas de desembarco durmieron esa misma noche (del 2 de abril) en Mar del Plata. El último soldado se replegó en avión antes del mediodía del 3 de abril”, indica.
Durante la operación de retorno a Argentina, recuerda que se dio un episodio sorprendente: “Recibí por radio un pedido de una patrulla pidiendo permiso para aceptar una invitación de una familia local para tomar una taza de té. Contesté negativamente”.
Pero, al poco rato salió una señora con una gran bandeja que invitó a las tripulaciones que estaban en los vehículos a tomar el té ofrecido. Creo que esta conducta de buena relación recíproca era el resultado del comportamiento respetuoso de mis hombres”, asiente.
“Creo que la decisión de recuperar Malvinas y las Georgias fue correctamente adoptada por el gobierno argentino. Si con posterioridad cometimos errores de ejecución y se perdió el enfrentamiento militar ello no le quita valor al mensaje que para siempre envió Argentina al gobierno británico, sobre nuestra determinación de recuperar las islas”, concluyó.
Busser, después del conflicto, tuvo que enfrentar un proceso por supuestos crímenes de lesa humanidad durante el último gobierno militar de Argentina (1976-1983) con un fallo de encarcelamiento, pero por sus 82 años de edad está bajo prisión domiciliaria preventiva.
También está denunciado de haber torturado a un exfuncionario de inteligencia para que supuestamente confesase que en realidad era un espía chileno.
Por esta situación judicial, Busser respondió a BBC Mundo a través de un cuestionario escrito y no aceptó una entrevista en persona. (Mañana Parte II: Así se preparó la decisión de ejecutar la Operación Rosario de tomar por asalto las islas)
-------
Tomado del Diario La Razon
http://www.larazon.com.pe/online/indice.asp?tfi=LREspecial01&td=03&tm=04&ta=2012
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fapvirtual.org
 
Guerra de las Malvinas (I)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La guerra de las Malvinas
» Cronicas de guerra 01/?¿
» El señor de los anillos: La guerra del norte
» LAS PELICULAS KE MAS ME GUSTAN DE GUERRA :)
» Guerra de Sprites (solo pokemones)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FAP Virtual :: General :: Temas en general-
Cambiar a: